Colección Plural

Este libro surge de una serie de diálogos incómodos y acaso impensables en la tensionada realidad venezolana. ¿Qué usos del cuerpo han emergido con la coyuntura venezolana actual (pensando desde el Caracazo hasta hoy)? ¿Cómo operan los cuerpos en un país que experimenta procesos radicales de transformación social? [1ª edición, 2015]
El acontecimiento es el cuerpo. Lo decimos en el sentido de Alain Badiou y pensando en las dos últimas décadas de la vida política venezolana. En efecto, son los cuerpos los que han marcado una ruptura que parecía impensable, indecible. Son los cuerpos los que, a partir del Caracazo (27 de febrero de 1989), se avalanzan y toman las calles, reconfigurando espacios que parecían hasta entonces indisputables. Son esos cuerpos agónicos (ἀγών) los que marchan, colisionan y sangran; los que gritan y cantan a viva voz; los que hacen luto o celebran. Algunos pintan la ciudad con colores que parecían relegados a la periferia urbana, otros se repliegan perplejos o indignados. Contrariamente a lo que afirma Marc Augé, cuando dice que el cuerpo “es, ante todo, una imagen”, decimos aquí que este es, ante todo, carne y potencia. Por este motivo, pensar la política en la Venezuela bolivariana es pensar la política encarnada. El cuerpo de la nación ¿será un cuerpo descoyuntado? La política agónica de un país como Venezuela pareciera no poder producir, en este momento, mucho más que un organismo desarticulado y espasmódico. Este volumen, con la profunda tensión que lo habita, rinde testimonio de ese cuerpo social fracturado y del momento histórico en que se concibe.

Edición Impresa
  • Año de Edición 2015
  • ISBN 978-980-237-375-8
  • Dimensiones 15,5 x 23 cm