Narrativa

De la nueva generación de narradores venezolanos, Héctor Torres sobresale con un acercamiento muy pertinaz a temas recurrentes del acontecer urbano, recreados en este conjunto de catorce relatos sumergidos en el espíritu del fin de milenio: el continuo intercambio de pareceres entre autor y personaje (llegando al paroxismo del “personaje perfecto"), ajustes de cuentas con el pasado, tragedias vestidas de gala en situaciones disparatadas, giros inesperados en las relaciones de pareja, el contrapunteo entre los héroes de la salsa y el amor en el barrio,  un perro y un “gusano" que no temen ser interpretados y el eterno pugilato entre la vigilia y la realidad. Cabos que Torres une con acierto mientras rinde tributo a Jorge Luis Borges, Felisberto Hernández, Adolfo Bioy Casares y Julio Cortázar, así como también a Giovanni Papini, Gilbert Chesterton y Robert Louis Stevenson —entre otras influencias—, quienes se asoman, "aclimatados", corno afirma el propio autor, en un libro que ratifica el excepcional momento que vive nuestra escritura de ficción.