Colección Papiros

Obra abierta para el lector y de lenguajes múltiples, desde el punto de vista de la ética y los ideales de la creación, la escritura de Pedro Plaza Salvati también se despliega como reino de lo diverso, donde el signo de lo humano se descifra gracias a la tolerancia constante y rara vez a la exclusión. (…) Esta carrera literaria, que ahora formalmente comienza, me parece prometedora porque da señales de una ductilidad casi mercurial, rozando a veces los polos de los grotesco o lo sensible, pero jamás encallándose en ellos. Su repertorio de asuntos es rico: ni el llanto ni la risa le son ajenos. Tampoco todo aquello que los separa: las ambigüedades de nuestras venturas o infortunios; nuestros miedos o esperanzas; las rutinas o el hecho banal. Tal vez por ese motivo las páginas de este libro son capaces de invitarnos, entre otros intercambios posibles, al diálogo con nosotros mismos.

Miguel Gomes