Heberto Gamero Contín

Relatos biográficos sobre cuarenta geniales pintores, cuyas obras los han convertido en inmortales.
Luego de Minibiografías ilegales sobre escritores malditos, no pude resistir la tentación de repetir la historia, pero con pintores. Así que aquí les entrego Minibiografías ilegales sobre pintores malditos, donde recreamos los últimos momentos de Vincent van Gogh y su posible relación con Campos de trigo con cuervos, donde nos preguntamos si Salvador Dalí podría haber sido la reencarnación del propio Van Gogh; o si Leonardo da Vinci, siendo apenas un aprendiz, podría superar a su maestro Andrea Verrocchio. O si un ser humano, un genial artista como Francisco de Goya, sería capaz de soportar la muerte de cuatro de sus hijos y seguir pintando como en sus inicios. O si Paul Gauguin encontraría lo que buscaba echando raíces en un solo lugar, en los cinco hijos que tuvo, en la originalidad de su pintura, en la polinesia francesa o en las jovencitas de Tahití. Relatos biográficos sobre cuarenta geniales pintores, cuyas obras los han convertido en inmortales.